Mediciones

Los cambios ocurridos en los estilos de vida, en la nutrición y en la composición racial y/o étnica de las poblaciones, conllevan a cambios en la distribución de las dimensiones corporales (por ejemplo: obesidad) y con ellos surge la necesidad de actualizar constantemente la base de nuestros datos antropométricos.

Se considera a la antropometría como la ciencia que estudia las medidas del cuerpo humano con el fin de establecer diferencias entre individuos, grupos, razas y diferencias entre diferentes momentos en nosotros mismo.

La obesidad se define como un aumento de peso corporal debido a la grasa. Para cuantificar el exceso de grasa y, de esta forma, medir la obesidad, se han adoptado las medidas antropométricas o métodos indirectos de valoración del tejido adiposo.

Las medidas antropométricas se refieren a las mediciones que se realizan en diferentes partes del organismo. Incluyen las destinadas a determinar de forma indirecta la cantidad de grasa total, que están encaminadas a clasificar los individuos según su peso (índice de masa corporal y medición de pliegues entre otros), así como las medidas que conducen a la determinación del reparto de grasa en los diferentes compartimentos del organismo (como el pliegue tricipital, circunferencia del brazo, muñeca, cintura y cadera).

Con los resultados obtenidos estas medidas se puede evaluar el estado nutricional, identificar y, por tanto, prevenir el exceso de peso debido a la grasa y la ausencia de músculo.

Plieges cutáneos

Los pliegues cutáneos permiten medir la depleción o el exceso de los depósitos de grasa. Se pueden tomar en diferentes localizaciones, aunque los más utilizados son el pliegue tricipital, abdominal, iliaco , escapular y cuadricipital.

El pliegue tricipital se toma en la cara posterior del brazo, a nivel del punto medio entre el olécranon y el acromion.

Se pide al niño/a que extienda el brazo y lo deje relajado. Tomamos el pliegue cutáneo y para asegurarnos de que solo se ha tomado tejido graso se desplaza suavemente la piel mientras con la otra mano movemos ligeramente el antebrazo. Colocamos el lipocalibre en sentido perpendicular al pliegue como a un centímetro aproximadamente por debajo de donde tenemos colocados los dedos que sujetan el pliegue cutáneo.

Introducimos bien el lipocalibre para tomar todo el tejido adiposo del pliegue. Presionamos sobre el lipocalibre apoyando los dedos en las dos muescas- hendiduras ralladas preparadas para ello en los laterales del lipocalibre y señaladas con la palabra “press”. Apretar hasta ver que coincidan las dos líneas, la situada bajo la escala de medida y la línea dibujada sobre la parte libre que se desplaza.

El pliegue suprailiaco se toma en el abdomen, por encima de la espina iliaca anterosuperior. Sigue también una dirección oblicua en el lateral del abdomen. Se sitúa en la línea de cruce entre una línea paralela al suelo, a la altura del ombligo, y otra línea vertical que pasa por la espina iliaca anterosuperior. La técnica de medición es idéntica a la descrita para los otros pliegues.

El pliegue abdominal se coge a dos cm del ombligo de forma vertical.

El pliegue se aplica en el vertice del angulo inferior de la escapula, a un cm del mismo.

El pliegue en cuádriceps se aplica en la línea media entre la espina iliaca anterosuperior y la rótula de manera vertical. La pierna debe de estar relajada en el momento de la medición.

Mediciones de diámetros:

Para estas mediciones necesitamos de un calibrador de Vernier y realizaremos dos mediciones:

Se mide el diaámetro entre ambas apófisis estiloides.

Estando el sujeto sentado con la pierna flexionada y apoyada en el piso, se efectúa la medida del diámetro entre ambos condilos femorales. Por la característica de la zona ,es habitual que el sitio anatómico de la medida se encuentre oculto por una capa de grasa que será mayor en relación a la obesidad del sujeto. Para evitar error, se aconseja orientar las ramas del calibre con los dedos índices de ambas manos y efectuar la medida mientras se comprime sobre la superficie ósea. Una medida inadecuada puede determinar un diámetro mayor al real, originando error en el cálculo del esqueleto cuando se quiere determinar la composición corporal

Perímetros y circunferencias corporales:

Para medir los perímetros se coloca la cinta métrica alrededor de la parte anatómica a medir. Siempre antes tomaremos suficiente cinta métrica para no tener que estirar de ella una vez colocada, movimiento en el que se podría desplazar del sitio en el que se ha colocado.

Cuidado al seguir el orden creciente de la escala métrica al realizar de la medida la lectura correctamente!!

Tomar con una mano el extremo libre de la cinta y con la otra mano la pieza enrollable. Colocarla sin retorcer, bien adosada a la porción anatómica pero sin apretar. Se coloca en sentido perpendicular a la parte a medir. Se hace la lectura en el punto en que se cruzan los dos extremos de la cinta métrica.

Cuidado con no dejar los dedos debajo de la cinta métrica!!

Circunferencia de la cintura: Se mide a la altura del del ombligo. Para realizar esta medición el observador se colocará a un lado de la persona a medir. La cinta métrica se coloca paralela al plano del suelo, sin comprimir.

Se mide a la altura del punto de máxima circunferencia sobre las nalgas. En este caso el observador también se colocará a un lado de la persona a medir. La cinta métrica también se colocará en un plano paralelo al suelo, observando que no se inclinado o retorcido en ningún punto de la circunferencia.

REGISTRARSE

Crea tu cuenta en paleotraining

Regístrate y podrás generar tus planes de entrenamientos personalizados.

Crear cuenta - hoy

Ya tienes cuenta

Accede a tu plan de entrenamientos

Entra a la extranet de usuario donde podrás gestionar tus planes de entrenamiento.

Acceder

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Aquí encontrar información sobre nuestra política de cookies.